Descubre  la  "Vila  Medieval"


1.- ARC
OS I CUBIERTOS DE LAS CALLES DE LES PIQUES Y JUSSÀ
: Calle de les Piques. Casal de Guimerà.
Pla
za de las inundaciones de Sta. Tecla.
2.- PORTALES DE ENTRADA: Portal de Tàrrega, en poniente, s. XIV-XV ( 2 ). Portal d'Orient, familia Alemany - Pinós, s. XIII-XIV ( 6). Portal del Nord, cruz de término, detrás de la iglesia. s.XVI.
3.- LA SUBIDA. CAL MINGUELLA: Núcleos de casas medievales donde se puede visitar las bodegas, establos, graneros y antiguos lagares, con botas de vino. Calle de la Cendra, Calle del Hospital. Las Costetes. Calle de Mn. Camí.
4.- IGLESIA PARROQUIAL DE STA. MARIA DE GUIMERÀ: Edificio gótico de transición s XIV. Retablo
d
e alabastro del arquitecto Josep M. Jujol ( 1941 ).
5.- RESTOS DEL CASTILLO: Torre de vigilancia y del homenaje (s. XI ). Restos del castillo ( Patio de armas, planta de las dependencias, lagares de vino, cisterna, etc.) Las excavaciones arqueológicas.
6.- LA BAJADA DE LAS MURALLAS: Portales de entrada con los escudos heráldicos de las famílias señoriales (Cervelló, Alemany, Pinòs, d'Évol, Castro...). Calle Montserè. Muralla. Cementerio Viejo. Portal Vizconde de Évol.
7.- RINCÓN  DE LA PAZ. PORTAL D'ORIENT: Abside de la iglesia. Muralla .Escaleras. Portal
8
.- LA BASSA DEL MOLÍ. C/ DE LA CAPELLA : c/ del Cacau, c/ de la Capella, Casal de Guimerà.
9.- CAP
ILLA DE SANT ESTEVE ( s. XIV ) . FACHADA DE CAL MANSETA : Antiguo hospital con cuatro ventanales renacentistas.
10.- LA PLAZA MAJOR: Lugar donde se celebraba el mercado semanal hasta inicios del s. XX. Centro del pueblo. Tiendas y panadería. Las Corones. Los Aubalços. Museo (antiguo Ayuntamiento).

La  "Vila  Medieval"  de  Guimerà

La Vila de Guimerà situada al sudoeste de la comarca de l'Urgell, con fuertes afinidades a la Segarra, se encuentra a la mitad de la Valle del río Corb. Tiene ascendencias de población a partir del neolítico, restos de la época romana i posiblemente continuación de la visigótica hasta la Reconquista.  El propio nombre de Guimerà se ha atribuido a un topónimo germánico, WIGMAR, aunque se tienen referencias que pueden demostrar que es una palabra del Bajo Imperio Romano, de raíces germánicas.

Las "vilas" medievales son la mayoría de las poblaciones que tiene toda su urbanización alrededor de uno o más puntos dominantes (castillo, templo,...); por otro lado las llamadas ciudades acrópolis, las que buscaban lugares elevados y destacados.

El origen de la ciudad medieval es el mercado. Los protagonistas de estas repoblaciones fueron: el payés, el monje, el noble, el burgués. La ciudad medieval nació, como tal, en el siglo XI y se desarrolló en los siglos XII y XIII.

LAS CALLES Y LOS PORTALES

La "vila" medieval está dividida en una serie de barrios y sus calles son estrechas y empinadas. Las calles te llevan al centro, a la Plaza Mayor y también te conducen a las puertas de salida de la "vila".

Las calles son estrechas, empinadas y tortuosas. Los aleros sobresalen de los tejados y hacen de canalones continuos.  La altura de las casas es de cuatro pisos: la parte baja, donde está la entrada, el establo y por debajo de la entrada, la bodega; el primer piso, la cocina, el comedor, una despensa y alguna habitación; el segundo piso, la sala grande, las habitaciones, entre ellas el cuarto oscuro; el que sería el cuatro piso es el desván, normalmente de una pieza, bajo el tejado donde se guardaba de todo, hasta en algún caso se utilizaba de gallinero si la casa no disponía de corral.

El casco antiguo queda delimitado perfectamente dentro de una forma rectangular irregular, con variaciones elípticas por cuatro portales que forman otras tantas puertas de entrada, con tres posibles cubiertos cerca de la muralla que también podían cerrarse.

Són importantes las calles que salen de los portales; tan sólo el Portal de Tàrrega o de poniente dio lugar a la formación de un barrio; el Raval.

Actualmente se conservan tres portales adintelados, de medio punto, que dan entrada a la "vila" por el norte, este y oeste, además de dos cubiertos-portales, situados al oeste, lugar por donde más creció el pueblo de Guimerà.

El portal principal debía estar en la parte baja, cerca de la carretera actual y del río, en el lugar donde todavía hoy los guimeranenses, por una tradición oral, llaman precisamente "el Portal", donde empieza la calle de la Font y que posiblemente hicieron desaparecer las llamadas inundaciones de Santa Tecla, del 23 de Septiembre de 1874, en las cuales quedaron arrasadas la mayor parte de las casas de las calles de les Piques y Jussà, debido a las débiles paredes muralla que tenían las mencionadas casas por la parte sur. 

Joan Duch i Mas